Calle de Binibeca

Hay pueblos y PUEBLOS; Binibeca Vell ó Binibèquer Vell sin ninguna duda está incluido dentro del segundo grupo. Su encanto especial reside en sus casas y calles completamente blancas y estrechas en los que en alguna calle hay que pasar de uno en uno y ahí es dónde reside ese toque especial.

Se encuentra situado en la isla de Menorca a 12 kilómetros de la capital Mahón.

Aunque puede parecer que este pueblo pesquero tiene muchos años en realidad no es tan antiguo. Se construyó en 1972 manteniendo la estética de las antiguas casas de pescadores.

Binibeca se convierte en una de las zonas más turísticas de Menorca después de sus famosas calas. Las casas son completamente irregulares unas de otras al igual que sus calles por ello la mejor manera de visitarlo es ir recorriendo sus calles mientras te pierdes entre ellas.

Calle estrecha de Binibeca
Calle principal de Binibeca con vistas al mar

Es tanta la cantidad de personas que visitan sus calles que los vecinos han tenido que poner carteles en sus fachadas pidiendo silencio ya que el paso de personas por las calles es continúo en las épocas más turísticas del año.

Fachada de una casa con un cartel que piden silencio

También es posible alojarse durante tus vacaciones en algunas de estas casas siempre que aguantes salir a la calle y estar rodeado de turistas.

Tejados de Binibeca
Detalle de entrada a una casa (Binibeca)
Calle principal llena de turistas
Calle empedrada de Binibeca
Acceso por escalera a una entrada de una casa

Si decides viajar a la isla de Menorca sin ninguna duda Binibeca debe de ser una visita obligada durante tu estancia en la isla. Dedícale parte de una mañana o de la tarde a perderte entre sus calles y tomar algo en el pueblo menorquín más famoso de la isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *